Rechazan excarcelación de uno de los asesinos del pringlense Margiotta

0
168

Los jueces de la Cámara de Apelación y Garantías en lo Penal -Sala I- del Departamento Judicial Bahía Blanca, integrada por Gustavo Ángel Barbieri y Pablo Hernán Soumoulou rechazaron en las últimas horas el pedido de arresto domiciliario y excarcelación extraordinaria interpuesto por los abogados de Jorge Alberto Fabrizio, uno de los autores del crimen de Federico Margiotta.

Los abogados de Fabrizio –Juan José Lossino y María Lucía Concepción– habían argumentado el estado de salud del condenado, destacando que “cuatro profesionales de la salud concuerdan en el diagnóstico de la depresión que padece Fabrizio“, quien requiere de tratamiento y seguimiento que no se le puede garantizar desde el lugar de detención, insistiendo “en que debería instaurarse un tratamiento psiquiátrico-psicológico en el ámbito familiar”.

Incluso, refieren que los riesgos procesales vislumbrados por el Tribunal interviniente, pueden neutralizarse mediante un sistema de monitoreo electrónico, al tiempo que reiteran que la situación temporal del presente proceso es “totalmente anómala”, resaltando que su defendido lleva cinco años en prisión preventiva.

Finalmente consideran respecto a la morigeración peticionada a partir de la sentencia emanada por el Tribunal en lo Criminal Nº 3, que la excepcionalidad está dada “por su depresión reactiva que puede llevarlo a un probable caso de suicidio”, debiendo el tratamiento realizarse -conforme lo recomendado por los peritos- con la contención de la familia.

Frente a esta solicitud y el resultado de las pericias, los magistrados confirmaron el fallo de primera instancia y no hicieron lugar al pedido de revocación, argumentando en su fallo que “en ninguno de los dictámenes médicos -referidos tanto a su salud física, como mental- se afirma que el interno no pueda ser tratado dentro de una unidad penal, con la medicación correspondiente, ni se destaca por otro lado una particular gravedad de su situación de salud”.

Además, tanto Barbieri como Soumoulou detallaron que “siendo que el estado de salud del interno -por el momento- no presenta una afectación tal que pudiera justificar la excepcionalidad requerida, acreditado entonces, el peligro procesal de fuga” –y por la pena en expectativa– “no aparece justificada la aplicación de una modalidad menos gravosa, debiendo subsistir la restricción cautelar tal como se viene cumpliendo”.

En noviembre de 2018, tanto Fabrizio como Pedro Martínez fueron condenados a la pena de prisión perpetua. Ambos fueron condenados por el homicidio, aunque en el caso del primero de los mencionados también se lo halló culpable del delito de abuso sexual del chico de 13 años que fue brutalmente golpeado, abusado y asesinado en Coronel Pringles.

Cabe recordar que los padres de Federico fallecieron meses atrás producto del Covid-19 durante el transcurso de la pandemia.

Fuente: LU24