Villarino reclamó paridad en precio de los combustibles

0
142

La diputada provincial por 1 País, María Fernanda Bevilacqua, solicitó vía proyecto de resolución, que Villarino quede integrado a la zona de beneficios impositivos en el combustible que tienen los distritos de la considerada zona patagónica.

La legisladora consideró que las distintas firmas del sector están sufriendo una “competencia deseal” con otras, que a pocos kilómetros, por ejemplo en Carmen de Patagones, venden naftas a 7 pesos menos el litro.

Esa situación, genera el despido de empleados por las bajas ventas, y en otros casos, el cierre definitivo de la estación.

La aplicación de la llamada Ley Pichetto, en diciembre del 2015, benefició a usuarios y a estacioneros de las provincias de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Río Negro y La Pampa. También, al partido de Patagones.

La norma, presentada por el senador nacional, determinó una importante reducción en el valor de las naftas y el gasoil, a través de la modificación del Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

La problemática no solo afecta a Villarino, sino a innumerables estaciones de la Provincia de Buenos Aires, linderas a La Pampa, por la imposibilidad de competir.

Un caso testigo es la Shell ubicada en el kilómetro 808 de la ruta nacional 33, en Pedro Luro, partido de Villarino, con 80 años de historia.

Su propietaria, Elsa Christiansen, reclamó un trato igualitario y ser incluida en la zona de beneficios. En diálogo con Infosexta, dijo estar “al borde del colapso”, con “posibilidad de morir”.

“El ITC es un impuesto que de ese lado no se cobra, por lo que el consumidor final paga 7 pesos menos por litro. Hoy tenemos a 50 kilómetros una estación con esa ventaja, por lo que la gente pasa por la nuestra, carga 200 pesos y después llenan el tanque allí. Y ahora se está construyendo una a 2 kilómetros”, se quejó.

La comerciante explicó que la línea de beneficios siempre existió, pero “fue corrida para darle beneficio a Patagones sin tener en cuenta a quien perjudicaban. La Argentina es una sola, deberían dictar leyes que beneficien a todos, no por beneficiar a uno tienen que matar a otro.¿Qué diferencia tienen con nosotros? Ninguna, es el mismo clima, en Patagones y en La Pampa. Están causando un prejuicio, lo más lógico es que paguemos parejo”.

“Pichetto pensó en su distrito, pero dejó a unas 300 estaciones en problemas. Algunas despidieron personal, y a nosotros nos bajó un 50 % las ventas. Tenemos 30 empleados y habíamos hecho una inversión enorme para modernizarla, y ahora estamos al borde del colapso. Es un sálvese quien pueda”.

Christiansen reconoció que el intendente de Villarino, Carlos Bevilacqua, y el diputado nacional por la Sexta, Gustavo Bevilacqua, “han hecho gestiones” pero que “todavía seguimos peleando porque no hemos conseguido nada”.

“Fuimos al Congreso, inclusive la Federación de Estacioneros ha hecho lo imposible pero las firmas siguen cerrando. Ojalá la gobernadora Vidal pueda darse cuenta”, completó.