En una segunda autopsia detectaron una bala en la cabeza de Zoquini

0
453

Néstor Zoquini fue hallado muerto en Claromecó el 7 de noviembre después de días de búsqueda.

Su cuerpo apareció en el sector de la Sexta Cascada, sobre el arroyo. Según la policía, flotando en el agua a mil metros de donde había quedado su camioneta y teléfono.

Inicialmente se pensó en un suicidio y la autopsia reveló que había muerto por ahogamiento.

De acuerdo al informe, no presentaba signos de violencia.

Sin embargo, se supo que la justicia federal lo investigaba por venta de drogas, y en las últimas horas, tras concretarse la exhumación del cuerpo por pedido de la familia, una nueva autopsia reveló que tenía una bala en la cabeza.

El resultado del estudio originó un procedimiento con buzos tácticos por pedido del fiscal Gabriel Lopazzo con el objetivo de dar con nuevos elementos que permitan avanzar con la investigación.

El área de interés fue delimitada por agentes del Comando de Prevención Rural, y el procedimiento contó con asistencia del cuerpo de bomberos voluntarios de Claromecó, fuerzas que estuvieron a la orden del mismo fiscal.