Decomisan casi 5 toneladas de carne no declarada y sin cadena de frío

0
429

Agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisaron 4.580 kilos de carne bovina con hueso que eran llevados sin cadena de frío en el puesto de control del Km 714 de la Barrera Zoofitosanitaria Patagónica.

La mercadería iba escondida dentro de un depósito de agua industrial que era transportado en un camión desde Bahía Blanca hacia la provincia de Río Negro.

La carne no contaba con las condiciones higiénico-sanitarias requeridas que garanticen su inocuidad para el consumo, ni con la documentación necesaria, por lo que fue decomisada y desnaturalizada en el digestor de un establecimiento oficial.

El conductor declaró que se dirigía desde Ingeniero White hacia Cipolletti, presentando como comprobante de la carga un remito en el que se detallaban materiales como una cisterna y una pileta de acumulación de agua para la industria petrolera, pero sin ninguna documentación sanitaria para el transporte de alimentos de origen animal.

El transporte llegó al Puesto del Km 714 de la Ruta Nacional N° 3, el jueves a las 3 de la madrugada. En ese momento, el inspector de turno observó un compartimento que no podía abrirse, además de sentir olor a productos cárnicos. Ante la imposibilidad de revisarlo, se labró un acta de interdicción y se retuvo el camión en el lugar hasta que la empresa facilitara la apertura.

En paralelo, uno de los perros de la Brigada canina del Senasa -adiestrado especialmente para detectar productos de origen animal y vegetal- reafirmó la sospecha al realizar la marcación de producto orgánico.

Finalmente y después de varias horas de permanecer el camión en el Puesto, ayer por la mañana, el transportista accedió a abrir el contenedor. En la inspección se confirmó la sospecha y se constató la presencia de 4.580 kilos de carne bovina con hueso.

En cumplimiento de la normativa vigente, la totalidad de la carne fue desnaturalizada en el digestor del Establecimiento Oficial N° 2064. El transporte fue escoltado hasta el lugar con la colaboración del Cuerpo de Inspectores Municipales de Villarino.

Un segundo caso involucró la interceptación de un Mercedes Benz tipo Furgón en el puesto de control fitosanitario km 714 de la ruta 3, donde se descubrieron 16 tambores que contenían 984 kg de tripas porcinas y 325 kg de tripas vacunas. La falta de un mecanismo adecuado de precintado en el transporte y el hecho de que el conductor llevaba los precintos en mano, indicaban una clara intención de ocultar la procedencia ilegal de las tripas y evitar controles sanitarios.

Ambos incidentes culminaron con el secuestro y la disposición final de los productos en establecimientos oficiales del SENASA, la emisión de actas de infracción y el inicio de acciones legales, por ponerse en riesgo la salud pública.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

7 + 1 =