Estefanía Bordoni también pidió licencia y Tornquist tiene un tercer intendente en una semana

0
231

Una situación particular se está viviendo en los últimos días en Tornquist, con tres intendentes en una semana.

El jueves pasado, el jefe comunal Sergio Bordoni sufrió un episodio cardíaco que ameritó una internación en el Hospital Municipal del distrito y luego el traslado a Bahía Blanca donde se descartaron mayores complejidades.

Por esa situación, pidió licencia por enfermedad y vacaciones hasta el 29 de febrero e ingresó en su lugar su hija Estefanía, quien fue primera concejala de la lista de Unión por la Patria que ganó las elecciones de octubre.

Sin embargo, en las últimas horas la interina también pidió licencia para acompañar a su padre en la recuperación hasta el 1 de febrero y así, el distrito quedó en manos del edil Martín Olhaberry.

Esta situación fue considerada como “desprlolija” por la oposición en el Deliberante, que no pudo contra los votos del oficialismo.

“No podemos permitir que el Concejo se convierta en una oficina administrativa del intendente”, reflexionó Luis Castro de Juntos por el Cambio.

En cambio, Daiana Juan de La Libertad Avanza reconoció que “desde mi moral, no me parece correcto poner una traba para que Estefanía Bordoni no pueda vacacionar con su papá”.

De origen peronista, Sergio Bordoni fue electo por primera vez en 2015, de la mano de Juntos por el Cambio, y reelecto cuatro años más tarde. En 2023 logró su segunda reelección dentro de Unión por la Patria.

Para eso, le ganó primero la interna al referente peronista del distrito, Gustavo Trankels, y fue el postulante de Unión por la Patria, ganando otra elección con el 42,5 % de los votos.