Piden revocar la falta de mérito y dictar el procesamiento de Massot

0
354

La Unidad Fiscal de Derechos Humanos de Bahía Blanca pidió revocar la falta de mérito y dictar el procesamiento de Vicente Gonzalo Massot, en la causa en la que se investigan crímenes de lesa humanidad de los que habría tomado parte La Nueva Provincia.

Según informa el sitio Fiscales.gob.ar, también se reclamó la ampliación de la declaración indagatoria y la producción de nuevas medidas de investigación que no fueron tenidas en cuenta en el año 2015 cuando el juez federal Ad Hoc, Claudio Pontet, había dictado la falta de mérito para el ex titular del diario La Nueva Provincia.

Asimismo, pidieron que se rechace el pedido de sobreseimiento formulado por el defensor del acusado.

Vale recordar que el 30 de julio pasado, la Corte Suprema de Justicia de la Nación había rechazado un recurso contra la falta de mérito dictada en 2015 en primera instancia, que había sido confirmada en 2016 tanto por la Cámara Federal de Apelaciones bahiense como la Cámara Federal de Casación Penal.

“El pedido fue fundado en el análisis de un conjunto de pruebas que no se encontraban disponibles al dictarse la resolución de falta de mérito, entre la que se destacaron los archivos secretos que fueron secuestrados al agente chileno Enrique Lautaro Arancibia Clavel, condenado por los crímenes contra la humanidad cometidos en el país contra opositores políticos al régimen de Augusto Pinochet, cuyo grupo de tareas -según el Informe Rettig- tenía el objetivo de conocer, controlar, detener y aún eliminar a opositores chilenos asilados o que vivían en el exterior y realizaban allí actividades estimadas peligrosas para el gobierno militar”, indicaron.

Agregaron que se trata de reportes que el agente remitía periódicamente a la Dirección de Inteligencia chilena, sobre el progreso de las operaciones desarrolladas en territorio argentino. En uno de estos documentos (memorando N° 5, del 29 de octubre de 1974), Arancibia Clavel informa cómo uno de los “contactos establecidos” en el país, el de “Gonzalo Massot, subdirector de la revista CABILDO (nacionalista de derecha y dueño del diario, televisión y radio de Bahía Blanca), quien me pidió material informativo sobre el armamentismo peruano para hacer una campaña en los medios que él controla sobre la penetración soviética en América Latina. También con Gonzalo me une una antigua amistad”, detallaron.

Y completaron que el pedido de Massot luego se vio reflejado en artículos sobre la penetración marxista en Perú, publicados tanto en el diario La Nueva Provincia como en la revista El Fortín en los días posteriores al memorando.

En otro reporte (número 9-A, del 3 de diciembre de 1974), se hace referencia a la revista Cabildo, informando: “Mi relación con su equipo de redacción son muy buenas y mantengo una reunión semanal con ellos”.

“A partir de la documentación recabada, la presentación de la fiscalía concluyó sobre el conocimiento que Vicente Massot disponía sobre aspectos que se mantenían en los más estrictos niveles de clandestinidad, tales como la verdadera identidad del agente chileno y la naturaleza de la actividad de espionaje que realizaba”, enfatizaron.