Murió el comerciante baleado y crece la preocupación por reiterados episodios de inseguridad

0
849

Bahía Blanca sufre en las últimas dos semanas una ola de violencia e inseguridad, que tuvo este martes su episodio más doloroso, con la muerte de un comerciante.

Se trata de Ramiro Barragán, de 31 años, quien fue asaltado y baleado en su local de calle Líbano y Patricios del barrio Noroeste, durante la noche del lunes.

Desde el Hospital Municipal se informó que la víctima había sido intervenido tres veces ya que el disparo perforó su intestino en tres partes y le rompió una vena importante de la pierna.

Por el episodio, fue detenido Juan Manuel Ortiz, de 19 años.

La titular de la DDI, Liliana Pineda, aseguró a medios locales, que ya habían solicitado a la justicia allanar tres domicilios para buscar el arma con la que se efectuó el disparo, que había sido robada a una efectivo policial en su vivienda. De hecho, fue encontrada en una de las casas apuntadas, en Juan Molina 1.940.

En las últimas semanas, entre otros episodios, además de delitos contra la propiedad privada; se registró que dos menores fueron lastimados y atados durante un asalto en la zona del Paseo de las Esculturas; una joven golpeada en un intento de abuso en la vía pública; y un hombre que falleció días después de ser severamente agredido en su propio domicilio durante un robo.