AFIP incautó en Villarino 75 toneladas de cebolla por un valor de $ 2.800.000

0
265

La Administración Federal de Ingresos Públicos incautó en el partido de Villarino 75 toneladas de cebolla que presuntamente habían sido producidas por operadores ilegítimos de la cadena agroindustrial y pretendían ser comercializadas de forma irregular.

El procedimiento, llevado adelante en conjunto entre la Dirección General Impositiva (DGI) y la Dirección General de Aduanas (DGA), contó con la participación de las fuerzas federales y también incluyó relevamientos de trabajadores transportistas, que evidenciaron inconsistencias en el 60 % de los casos.

Las acciones de fiscalización y control se realizaron en el kilómetro 714 de la ruta nacional 3, una zona caracterizada por su producción de cebollas y ajos.

Allí, los agentes detuvieron dos cargamentos de camiones que mostraron inconsistencias en la documentación de origen y transporte de la mercadería, que tenía como destino el Mercado Central de Buenos Aires.

Al no poder verificar su trazabilidad, dado que el productor de las hortalizas carecía de estructura económica para llevar adelante la actividad, el personal de la AFIP interdictó las 48 toneladas de cebollas que eran transportadas en los dos vehículos de carga, por un valor de 1.800.000 de pesos.

Por otro lado, los inspectores del organismo incautaron un camión de origen extranjero y la totalidad de su carga por realizar transporte local de mercadería, lo que constituye un incumplimiento de la normativa vigente.

En este caso se trataba de 27 toneladas de cebollas que carecían de la documentación necesaria que amparara su circulación, así como la Carta de Porte Internacional relativa al traslado de las hortalizas. El valor en plaza de dicho vehículo asciende a 7.800.000 de pesos, en tanto que el de la mercadería es de 1.000.000 de pesos.

En materia previsional, los agentes de la AFIP relevaron a 25 trabajadores transportistas.

Los controles permitieron detectar irregularidades en la registración de 15 de ellos (60 %), de los cuales 8 no habían sido dados de alta por su empleador, otros 3 no habían sido declarados y a 4 se les había omitido el alta y la declaración ante el organismo.

El balance del operativo conjunto de la DGI y la DGA arrojó una interdicción total de 75 toneladas de cebollas con un valor de mercado de 2.800.000 de pesos que pretendía comercializarse por fuera de los mercados legítimos, y detectar infracciones a las normas de registro laboral en el 60 % de los trabajadores relevados, informaron en un comunicado.