Estiman que en junio empezará a operar el gasoducto entre Tratayén y Salliqueló

0
599

La construcción del gasoducto Néstor Kirchner, que une Tratayén con Saliquelló en un primer tramo, comenzará a desarrollarse en los próximos días, con el inicio de fabricación de los caños en la planta de la empresa Tenaris-Siat.

Se trata de un tendido de 573 kilómetros entre las cabeceras, una obra considerada fundamental para incrementar la capacidad de transporte del gas natural que se produce en la formación de Vaca Muerta.

La fecha de inicio de operación se prevé para el 20 de junio de 2023, en coincidencia con el pico de demanda invernal, por lo cual las empresas a cargo tienen previsto un avance promedio de seis kilómetros de caños por día.

Se trata de 56.700 tubos con costura, de 12 metros de largo y unos 5.000 kilos de peso, de los cuales el 89% serán de 36 pulgadas de diámetro, medida técnica requerida para soportar la presión del transporte de los 40 millones de metros cúbicos (MMm3) día para los cuales se proyectó en sus dos etapas.

Esa cantidad de tubos contempla los 573 kilómetros de la obra troncal, más los 80 kilómetros del gasoducto Mercedes-Cardales, y los 29 kilómetros del loop (circuito) de ampliación del Neuba II, y que forman parte necesaria del proyecto para dar viabilidad a la producción incremental.

Parte de esa cantidad de tubos previstos podrá ser cubierta por los 80 kilómetros de cañerías que la empresa Energía Argentina identificó que estuvieron en espera durante años, en la zona franca de Ensenada y el depósito fiscal de Campana, y que comenzarán a ser liberados.

Todas esas unidades -de 36 y 30 pulgadas- serán destinadas a las obras del Mercedes-Cardales y la ampliación de Neuba II, lo que permitirá acelerar esas tareas.

Las chapas planas para la producción de esos tubos comenzaron a llegar al país en la última semana y se encuentran en proceso de nacionalización, en la Aduana, provenientes de la empresa Usinas Siderúrgicas de Minas Gerais (Usiminas), uno de los mayores productores de acero de Latinoamérica.

Con ese insumo base, la planta de Tenaris-Siat, ubicada en la localidad bonaerense de Valentín Alsina, partido de Lanús, procederá a la curvatura de las chapas y la soldadura de los caños, para lo cual está concluyendo la capacitación de 300 operarios.