ARBA intimó a más de 1700 productores agropecuarios de la región por maniobras de evasión

0
361

La Agencia de Recaudación de la Provincia intimó a 1756 productores agropecuarios y arrendatarios de la región por maniobras de evasión.

A través de herramientas de análisis e inteligencia fiscal, el organismo detectó inconsistencias en las subdeclaraciones del impuesto sobre los Ingresos Brutos en el período 2016-2019.

En todo el territorio provincial, se estima una evasión estimada del sector rural de $ 354 millones.

El titular de ARBA, Cristian Girard, destacó que las irregularidades descubiertas “abarcan operaciones de los últimos años” y puntualizó que el cruce de datos con imágenes satelitales e información del régimen de control fiscal agropecuario “nos permitió detectar serias inconsistencias en las declaraciones juradas”.

“La fiscalización determinó que hubo una significativa subdeclaración de ingresos en transacciones vinculadas a la producción de granos y los arrendamientos rurales. Las maniobras de evasión involucran a más de 10.000 contribuyentes de varios distritos de la zona núcleo del campo bonaerense, que ahora están siendo intimados”, explicó.

El análisis y la detección de irregularidades surgen del Índice Verde que elabora la Agencia de Recaudación, a partir de imágenes satelitales que permiten identificar el tipo de cultivo y superficie cosechada.

Sobre esos valores, y en función de otras variables y parámetros, se aplica un rinde promedio que posibilita calcular el nivel de ingresos tanto por cultivo de granos como por arrendamiento de inmuebles rurales.

En los casos donde surgen inconsistencias, derivadas de la falta de presentación de declaraciones juradas o por informar ingresos menores a los realmente obtenidos, ARBA notifica a los contribuyentes para que regularicen su situación y cumplan con el pago del tributo evadido.

Los productores y arrendatarios que están recibiendo intimaciones tienen actividad económica en distritos que explican el 50% del total de la producción rural bonaerense.

Girard subrayó que estas acciones de fiscalización de ARBA “resultan fundamentales para lograr una mayor equidad y progresividad en el sistema tributario de la Provincia, ya que se trata de un sector de alta productividad internacional, en el cual se genera una renta producto de las características naturales extraordinarias del suelo para la producción agropecuaria”.

“En definitiva, se trata de acciones que apuntan a que se paguen impuestos según los verdaderos ingresos y la real capacidad contributiva, para que la Provincia pueda reinvertir esos recursos en pos de impulsar el desarrollo del tejido productivo y la capacidad exportadora bonaerense”, aseguró.