Juntos por Dorrego, cerca de su extinción

0
111

La Junta Electoral intimó al partido vecinal “Juntos por Dorrego” por no reunir el número mínimo de afiliados exigidos por la ley para el reconocimiento definitivo.

La organización debe regularizar su situación en los próximos cinco días hábiles, de lo contrario, podría perder la personería jurídica.

Se le exige a Juntos por Dorrego:

1) Que cargue de inmediato en la página web del organismo la nómina de las autoridades partidarias electas.

2) Que presente la documentación contable “correspondiente a los períodos 2015 y 2017 en soporte digital para ambos períodos y en papel para el último de los años citados”.

3) Que detalle “los gastos de la campaña electoral del año 2017”.

4) Que anexe “el ejercicio contable relativo al período 2018, en papel y soporte digital, para su publicación en el Boletín Oficial”.

Juntos por Dorrego irrumpió en la política dorreguense luego de las elecciones de 2011. En aquellos comicios Hugo Segurola fue candidato a intendente por el partido Fuerza Organizada Renovadora Democrática (FORD) y, si bien no llegó al máximo cargo ejecutivo, culminó segundo, con el 31,5% de los votos, y accedió a dos bancas en el Concejo Deliberante.

En los comicios legislativos de 2013, ya organizada bajo la denominación de Juntos por Dorrego, la agrupación vecinalista obtuvo el 28,6% de los sufragios. En aquella oportunidad no sólo se quedó con otras dos bancas en el CD, sino que protagonizó un hecho histórico en el distrito: sacó por completo al justicialismo del deliberativo.

Fue el mejor momento de la agrupación vecinalista, pero no duró mucho. Pese a contar con cuatro ediles y a tener serias aspiraciones de llegar a la intendencia, en los dos años siguientes el declive del partido fue indetenible. Así llegó a los comicios de 2015, donde quedó tercero con un magro 9,9% de los votos y no pudo renovar ninguna de las dos bancas que ponía en juego.

Para 2017 Juntos por Dorrego ya no figuraba como tal, sino dentro del partido Corriente de Pensamiento Bonaerense. Y pese a que Hugo Segurola volvió a encabezar la lista, apenas sacó el 7,1% de los votos, quedó quinto y perdió los últimos dos lugares que ocupaba en el CD.

Tras esa elección Segurola advirtió sobre “no firmar el certificado de defunción del vecinalismo” en Dorrego. Meses después -a principios de 2018- la Junta Electoral intimó por primera vez al partido: no había presentado documentación sensible y había ingresado en “proceso de caducidad”.

Hoy la misma Junta emitió la intimación definitiva.

Fuente: La Tecla y La Nueva