Comienzan a controlar los focos de incendios en Pringles

0
131

El esfuerzo y el trabajo conjunto hicieron posible que la situación esté, prácticamente controlada. Esta medianoche comenzaban a caer las primeras gotas de lluvia para evitar definitivamente que se reaviven las cenizas.

Los bomberos voluntarios pelearon a brazo partido para combatir el fuego que devoró más de 10 mil hectáreas en las sierras. El esfuerzo y el trabajo conjunto hicieron posible que la situación esté prácticamente controlada y se realice la guardia de cenizas a la espera de la lluvia

Dotaciones de Pringles, Indio Rico, Saldungaray, Cabildo, Sierra de la Ventana, Coronel Suárez, Coronel Dorrego, Tres Arroyos y Laprida prestaron servicio. Otros cuarteles pertenecientes a la Federación se pusieron a disposición con recursos materiales y humanos, de acuerdo a lo que informó la Secretaría de Seguridad de la comuna.

También se contó con el trabajo de 2 aviones hidrantes y de un avión y un helicóptero de reconocimiento pertenecientes al Plan Nacional de Manejo de Fuego y enviados por Defensa Civil de la Provincia de Buenos Aires.

El Ministro de Agroindustria Bonaerense, el Ing. Leonardo Sarquís, también se puso a disposición y ofreció más dispositivos para combatir el incendio, en una comunicación mantenida con el Intendente Interino Lisandro Matzkin en la mañana de ayer.

Defensa Civil de Pringles se encargó de la logística para hacer llegar a los bomberos comida y bebida.

“Finaliza el día con una mezcla de sensaciones: con orgullo por quienes siempre, y sin duda, están cuando hace falta; con esperanza de que la lluvia ayude y con un profundo reconocimiento a los bomberos”,  expresó Lisandro Matzkin en la tarde noche.

Uno de los jefes del cuerpo local de bomberos, Fabián Rossi, dijo que el incendio estaba controlado y que realizarían la recorrida por el perímetro, hasta altas horas de la madrugada.  Además, esperaban la aparición de las lluvias.

“Algunas dotaciones se fueron, otras se quedan” indicó Rossi. “Quedaron 5 cuarteles trabajando en guardia de cenizas”.

“Estuvieron hoy dos aviones hidrantes, un avión de reconocimiento y un helicóptero que sobrevolaron los pilotos para hacer el reconocimiento. Mantuve también diálogo con el Director Provincial de Operaciones, y se agradece la buena predisposición para con nosotros”.

Rossi también agradeció a la labor de la comuna pringlense, en este caso a través del intendente interino Lisandro Matzkin, ya que facilitó un vehículo para el trabajo de Defensa Civil.

Nos sentimos respaldados” aseguró el jefe del cuerpo de bomberos voluntarios pringlense.

El incendio que afectó a los cerros de los establecimientos rurales “2 de Mayo”, “Huaihuen” y “San Antonio” comenzó durante la tarde del martes, luego de una tormenta eléctrica.

El mismo había sido controlado por cuatro dotaciones de Bomberos Voluntarios de Coronel Pringles y otras dos de Saldungaray durante la madrugada, sin embargo la intensidad de los vientos hizo que las llamas se reaviven durante la guardia de cenizas, a media mañana del miércoles.

Poco antes del mediodía desde el cuartel de bomberos de Pringles calificaron la situación como “incontrolable” por lo que se solicitó colaboración zonal.

Fue así que durante el miércoles y parte del jueves 9 fueron los cuarteles de Bomberos trabajando en el lugar, a Coronel Pringles se le sumaron Indio Rico, Huanguelén, Coronel Suárez, Cabildo, Saldungaray, Dorrego, Sierra de la Ventana, y Tres Arroyos; con un total de 60 bomberos.

Además, pasadas las 18.30 del miércoles, se sumó a las tareas el avión hidrante perteneciente al Servicio Nacional del Manejo del Fuego que se encuentra apostado en el aeroclub de Tornquist.

Ayer, el jefe del cuerpo de bomberos local Leandro Montenegro, indicaba a que el fuego no estaba tan complicado como el martes, pero el incendio seguía activo.

También dependían de la fuerza del viento y las temperaturas, que ayer fueron con ráfagas intensas y mucho calor respectivamente, lo que complicaba aún más la situación.

Personal de Defensa Civil ayudó en todo momento con la camioneta, trasladando comida y haciendo de guía para la llegada hasta el incendio. Además, bomberos retirados colaboraron en la preparación de las comidas, armando las viandas para 60 bomberos, conteniendo frutas, gaseosas, y agua.

Como saldo, el fuego dejó unas 10 mil hectáreas quemadas, aunque se pudo salvar a los animales en Huaihuen, al igual que maquinarias agrícolas, silos y galpones.

Por otra parte, una persona resultó herida y debió ser intervenida quirúrgicamente en el Hospital Municipal de nuestra ciudad, se trata de uno de los peones que al intentar bajar el alambrado para que pase el tractor con la rastra –el miércoles-, ésta le tomó el pie fracturándole tibia y peroné. La persona fue trasladada en la ambulancia e intervenida en Pringles.

Finalmente ayer por la tarde noche llegó la noticia que se esperaba, la del incendio controlado por los servidores públicos locales y de la región; mas el anuncio de la caída de las primeras gotas de lluvia que permitirían dar por finalizada una intensa y destacada labor.

Fuente: El Orden