Denuncian la quema de documentos contables del municipio en Guaminí

0
196

El Concejo Deliberante de Guaminí denunció la supuesta quema deliberada de documentación contable de la municipalidad, como órdenes de pago, remitos y transferencias, correspondientes a los años 2015 y 2016, durante la intendencia de Néstor Álvarez.

Por medio de un proyecto de comunicación presentado por la edil de Cambiemos, Raquel González, y que cuenta con el apoyo del resto de los bloques, el cuerpo deliberativo también resolvió unánimemente presentar una denuncia penal, si es que con el proyecto de Comunicación la Justicia no abre una causa de oficio.

La concejala opositora contó que, luego del testimonio de algunos vecinos, fue hasta el sitio de la quema -detrás de una casa abandonada del ferrocarril, propiedad del municipio- donde encontró “cientos de ganchos metálicos de carpetas archivadoras y restos deteriorados de documentos contables correspondientes a los años 2015 y 2016”.

“Llegamos a esto gracias a vecinos que se acercaron a decirnos que habían visto documentación y archivos de la municipalidad quemados. Allí encontramos pedazos de documentación”, comentó González.

La quema, según sus cálculos, se habría producido hace no más de 20 a 25 días; es decir, cuando ya estaba al mando de la comuna José Nobre Ferreira.

La incineración se llevó a cabo en el patio abierto de una casa abandonada que perteneció al ferrocarril y que actualmente es utilizada por el municipio.

“No salimos de nuestro asombro, porque estos hechos dan vergüenza. Cuando se queman cosas da la sensación que es para esconder algo. El 99% de lo que vimos son archivos de 2015 y de 2016, correspondientes a órdenes de pago, transferencias o remitos. Esto, de mínima, es desprolijo”, señaló.

Mientras tanto, desde la comuna se dispuso la formación de un expediente presumarial, a fin de esclarecer los hechos expuestos, y se designó al asesor legal Jorge Argañin como instructor presumarial, con directivas de colaboración y puesta a disposición en lo que requiera la autoridad judicial interviniente.

Desde el oficialismo, el presidente del bloque de Unidad Ciudadana, Christian Benito Mori, se mostró sorprendido y aseveró que quieren saber qué pasó.

“No hay otro camino más que el de ir a la justicia, porque es estar a favor de la verdad. También debemos saber si era documentación respaldatoria ante el Tribunal de Cuentas o duplicados o triplicados de archivos u otra documentación obsoleta”, enfatizó.

“Por como sucedió, el hacer la quema en un lugar público, no creo que el objetivo sea esconder documentación. Pero ir al lugar y ver un papel, aunque sea un remito, no deja de ser sospechoso para el que lo encuentra”, agregó.

El presidente del bloque unipersonal de Unión Vecinal, Eduardo Hiriart, aseveró que la documentación incinerada era original.

Según contó, había estado en la casa donde se produjo la quema y había visto bolsas con documentación original; no duplicados o triplicados.

“Fui a la casa para ver en qué condiciones estaba para proponer el lugar como futura sede una oficina de la dirección provincial de Hidráulica en Guaminí. Allí encontré una docena de bolsas de arpillera, con biblioratos con órdenes de pago con boletas y remitos pegados; no fotocopias, sino originales”, aseguró.

El concejal recordó que 2015 y 2016 fueron años en los que las rendiciones de cuentas de la comuna recibieron un sinfín de objeciones en el Concejo Deliberante.

“Fueron los años de más fervoroso malgaste de dinero y de falta de transparencia en cuanto a la utilización de los fondos de la comuna. Es más, por esto es que todavía hay denuncias que no fueron resueltas por el Tribunal de Cuentas”, continuó.

Fuente: La Nueva