Abren sobres para la ruta segura entre Azul y Dorrego

0
117

Vialidad Nacional abrió los sobres con las ofertas económicas por la etapa I de la Red de Autopistas y Rutas Seguras, que incluye la transformación del tramo Coronel Dorrego-Azul de la carretera nacional 3 en ruta segura.

Un total de 10 empresas y UTE presentaron propuestas por los 6 corredores viales que fueron licitados mediante el sistema de Participación Público Privada (PPP).

Allí se incluye el Corredor Vial A -que incluye a la ruta 3 desde Las Flores hasta Coronel Dorrego, y la 226, desde Olavarría hasta Mar del Plata.

El detalle de las empresas es el siguiente:
1) José Cartellone Construcciones Civiles SA: U$S 994 millones.
2) Vial Agro / Paolini Hnos. / INC (Italia): U$S 1.002 millones.
3) Helport / Obras y Servicios Copasa (España) / Panadile SaicFel: U$S 1.100 millones.
4) Green / China Construction America: U$S 1.451 millones.
5) CZR Construcciones / Grodco Ingenieros Civiles (Colombia) / Grupo Alberdi: U$S 1.474 millones.
6) Techint / Acciona Concesiones (España): U$S 1.576 millones.
7) Benito Roggio e Hijos: U$S 1.740 millones.
8) MSU Infraestructura / UCSA SA / Inversiones PPP: U$S 1.799 millones.

El pliego contemplaba un nivel de inversión inicial, en obras principales, de 984 millones de dólares, mientras que para obras complementarias se preveían U$S 346 millones. La inversión inicial se ejecutará en los 4 primeros años de concesión, mientras que las obras complementarias se harán entre los años 5 a 10.

En este corredor vial, en el tramo Las Flores-Azul de la ruta 3 (de 116 kilómetros) se ejecutará una autopista con tres variantes en sitios críticos, mientras que entre Azul y Olavarría se construirán 41 kilómetros de rutas especiales.

En el resto del corredor (494 kilómetros) se transformará a las carreteras en ruta segura (tendrán tres carriles y banquinas pavimentadas).

El sistema de Participación Público Privada establece que las obras deberán estar financiadas en un 100% por los contratistas. A cambio, tendrán la concesión del tramo que intervengan durante 15 años. En ese tiempo recibirán ingresos por cobro directo de peaje a los usuarios y por aportes estatales (los cuales saldrán del impuesto a los combustibles).