El intendente de Tres Lomas, muy duro con Nación y Provincia

0
119

El intendente de Tres Lomas, Roberto Álvarez, dejó inaugurado un nuevo período de sesiones ordinarias del Concejo Deliberante.

Si bien detalló los logros de su gestión área por área, y destacó el superávit de 13 millones de pesos, se manifestó preocupado por la política económica del gobierno nacional.

“Quiero compartir una serie de inquietudes que rondan mi cabeza, y aunque parezca ingenuo, no salgo de mi asombro al ver cada semana, como se siguen tomando medidas que castigan a los que menos tienen y favorecen a los más poderosos, todo lo contrario a lo anunciado en cada campaña”, dijo el jefe comunal.

Álvarez apuntó principalmente al “incesante aumento de las tarifas de servicios” y al invierno que se viene “con las noches más largas, los días más fríos y con ellos un mayor consumo de energía eléctrica y de gas. Y vislumbro la llegada de abultadísimas facturas que muchos vecinos no van a poder afrontar”.

“Sé muy bien como duele en la piel y en el alma de mis vecinos más humildes, especialmente en estos tiempos modernos, distintos a los nuestros, donde las comodidades no pueden ser para unos pocos”, aseveró.

El intendente fue más allá, también contra la Provincia, al criticar “el cierre de escuelas públicas, el despido de empleados públicos, la supresión de reparticiones y programas educativos, sociales y sanitarios”.

“Han cerrado fuentes de trabajo, abriendo las importaciones cerrando industrias todos los días y no ver que se creen otras, que generen nuevos y más dignos empleos. Me asusta el desprecio que muestra el estado por los sectores más vulnerables. Y también me preocupa que una parte importante de la sociedad argentina haga propio ese desprecio, que si son viejos son una inversión muy alta, que si son discapacitados son un problema para el sistema, que si son desocupados es porque se acostumbraron a vivir de arriba, que si son inmigrantes que se vuelvan a su país, y si son docentes se les descuenta hasta el salario familiar, para obligarlos a no hacer paro”, cerró.