Repudios por “chiste” publicado en un diario de Coronel Suárez

0
1022

Dirigentes políticos y gremios docentes cuestionaron con dureza un “chiste” del diario Nuevo Día de Coronel Suárez.

La publicación, en la columna de José Luis Degele y con firma de Yapitz, se indica que “Las clases sólo comenzarán cuando el gobierno decida implementar la cláusula gatillo”, con una imagen del dirigente Roberto Baradel apuntado por un arma.

La titular del SUTEBA local, Ana María Schweitzer, advirtió que el medio “siempre tuvo una editorial de extrema derecha, pero nunca antes había aparecido algo de tanta violencia”.

“Es muy bruta la forma de comunicar en plena paritaria y en democracia. Creo que esto estuvo pensado de forma adrede”, agregó ante la prensa.

En tanto, el sindicato emitió un comunicado explicando:

“¿Por qué creemos que es apología del delito? Porque tiene claros fines políticos, propios de emergentes dictatoriales que, amparándose en la vapuleada “libertad de expresión”-un valor netamente democrático y del cual carece el conocido comerciante suarense-, instiga y promueve abiertamente a la violencia.

La viñeta no refleja la “vida a través de la imagen”, por el contrario, es la viva expresión del odio de clase que tiene un sector de la población, no sólo en la ciudad de Coronel Suárez, sino en toda la Argentina, dirigido especialmente hacia el pueblo trabajador. Por todo esto, consideramos que la “bala” que apunta al profesor Roberto Baradel es una acción más que se suma a una serie de amenazas dirigidas a su persona y a sus familiares, nunca investigadas por el gobierno actual, y que siempre se intensifican en momentos de las negociaciones paritarias.

Este humorista debe saber que el Secretario General del Suteba Provincial, Roberto Baradel, fue elegido democráticamente en 2017 y representa a miles de docentes, no se representa a sí mismo y no va al paro para obtener beneficios personales, sino que lo hace en nombre de miles de trabajadores de la educación que históricamente hemos clamado por nuestros derechos laborales y un salario digno, manifestándonos pacíficamente en marchas, nunca con una pistola a la cual alude la viñeta.

No pretendemos que el señor José Luis Dégele comprenda qué significa la democracia y la libertad sindical, ni la lucha por los derechos de los trabajadores, sí esperamos que reconozca que cuando alguien tiene un posicionamiento político diferente, nosotros, los sindicalistas, lo dirimimos con argumentos, jamás con una pistola, aunque el mismo gobierno que la redacción del periódico apoya haya sido quien incorporó el término “cláusula gatillo” en la paritaria del año 2017”.