Tensión entre Alsina y Guaminí previo al encuentro de Cuencas

0
103

Clima tenso se vivirá el próximo miércoles en La Plata cuando se vuelva a reunir el Comité de Cuencas Lagunas Las Encadenadas del Oeste.

Será en horas del mediodía con la presencia del Subsecretario de Infraestructura Hidráulica, Rodrigo Silvosa, y representantes de la Autoridad del Agua.

Allí, el municipio de Guaminí, por intermedio del intendente Néstor Álvarez, exigirá el trasvase controlado hacia Epecuén.

Según los registros, la laguna Alsina está en su nivel máximo, en tanto que Epecuén cinco metros abajo. Marcelo Schwerdt, asesor de la comuna en temas hídricos, indicó al diario La Nueva la necesidad de establecer un criterio de solidaridad en el comité y que la Provincia tome la decisión.

“Más allá de que Adolfo Alsina no quiera agua, hay que entender que Guaminí está saturado y debe haber solidaridad entre distritos. Sabemos en toda la región hay problemas de napas, pero en Epecuén hay una buena capacidad de reserva de agua”, apuntó.

Sin embargo, el jefe comunal de Alsina, David Hirtz, firmó un comunicado titulado “No más agua a Epecuén”, en el que sienta posición.

Allí, cuestiona que “ante la ausencia de obras esenciales” y “la falta de mantenimiento en los últimos 20 años”, se pretende resolver “siempre de la forma más simple: volver a inundar Epecuén”.

“En los últimos meses, nuevamente las opiniones de algunos sectores de la región vuelven a apuntar a este objetivo. Es absolutamente falaz la opinión de que a Epecuén le caben cinco metros más de agua, porque ello se contrasta con la inundación que nos provocaron”, señaló.

Según las mediciones, son dos los metros para llegar a cota 93 sobre el nivel del mar que dispone el Manual de Operaciones del Sistema, aprobado por la
Autoridad del Agua, “porque es la media histórica del lago, porque es la cota en la que se encontraba el Lago previo a la inundación, y porque es el estado óptimo de concentración salina y mineral según los científicos y termalistas”.

Desde Guaminí, según informa el matutino bahiense, explican que el trasvase controlado podría aliviar la situación de todo el sistema, pero especialmente de la zona media de la cuenca, conformada por las lagunas Cochicó, Del Monte y Del Venado. Y que para aliviar a Alsina, en cambio, se debe recomponer el tapón del río Sauce Corto y clausurar unos 40 canales clandestinos, mayoría en el partido de Coronel Suárez.